JAMÓN CURADO AÑEJO

Su principal característica es el perfilado, que mantiene toda la piel por la espalda del jamón. Idóneo para charcuteros que deshuesan y preparan el jamón para la venta al detalle fraccionado.

Más detalles en Descripción y Características.

Contacta con nosotros
SKU: PRO-03-JCA Categoría: Etiquetas: , , ,

Descripción

Es popular en determinadas zonas el recorte de la pieza con toda la piel por la parte de atrás, y además es típico del jamón tradicional “de carnicero”. Este perfilado limita la oxidación de la grasa y mantiene el tocino con un sabor más suave.

El Jamón Curado Añejo suele demandarse por charcuterías que lo deshuesan para su venta por porciones o loncheado.

Su paulatino proceso le confiere un aspecto y sabor joven, con una textura suave. Hay disponibilidad de combinar distinto espesor de grasa, peso y tiempo de curación, pero manteniendo siempre un equilibrio que garantiza la aptitud del Jamón Añejo.

Información adicional

Peso

6,9 – 7,8 kg

Curación

Mínimo 13 meses.

Perfilado

Con pata y con piel.

Ingredientes

Jamón de cerdo (160g para obtener 100g de producto), sal, dextrosa, antioxidante (E-316) y conservadores (E-250;E-252).

Alérgenos

Sin lactosa, sin gluten y sin otros alérgenos descritos en el Reglamento UE Nº 1169/2011.

Información Nutricional

Valores medios por 100g de producto:
– Valor energético: 1178kJ; 281kcal
– Grasas: 12,5g; de las cuales Saturadas: 4,9g
– Hidratos de carbono: 5,2g; de los cuales Azúcares <0,5g
– Proteínas: 37,1g
– Sal: 4,7g

Conservación

Producto sujeto a pérdidas de peso por desecación.
Mantener en lugar fresco, seco y alejado de fuertes olores.
No exponer al sol.

Consejos

Temperatura óptima de consumo entre 18-24 ºC. Quitar la parte exterior (piel, corteza y tocino oxidado) de la zona donde se va a cortar, o limpiarlo entero si su consumo va a ser en 1 o 2 días. Cortar finas lonchas y de 2-3 cm de ancho. Si no se consume rápido, echar una gotas de aceite de oliva en la superficie y extenderlas por la parte magra para evitar que se reseque en exceso, y tapar con un paño o cubrejamones.